Siempre se puede decir no: Los Shministim

La palabra shministim hace alusión a los "estudiantes del último año de bachillerato" en hebreo, pero se ha convertido en la insignia de jóvenes objetores de conciencia que se niegan a engrosar las filas del ejército israelí porque están en contra de la ocupación de Palestina. Se trata de pibes que terminados sus estudios se enfrentan con la opción que magnánimamente les ofrece el fascismo sionista: ejército o cárcel.
El origen de este movimiento se puede rastrear a principio de la década de 1970, cuando con el antecedente de la guerra de 1967 todavía fresco en la memoria colectiva, un grupo de jóvenes estudiantes envió una carta a Golda Meir, por entonces Primera Ministra israelí, donde explicaban su convicción en la necesidad de abandonar el militarismo como vía que solo podía conducir a más guerras y baños de sangre; ningún mandatario ha prestado atención a las cartas hasta el presente. El servicio militar es obligatorio en Israel (excepto para los israelíes que no profesan la religión judía) así que los objetores de conciencia son procesados y detenidos en prisión por períodos de dos o tres meses y así durante tres años, hasta que las autoridades se cansen o ellos se rindan y/o quiebren emocionalmente. No sólo sufren la persecución de las autoridades israelíes, sino que mucho de ellos son repudiados por sus propias familias y amigos a raíz de su elección.

Estos chicos le dan con su prédica diaria un cachetazo al fascismo, un doble cachetazo en realidad: Uno al fascismo israelí y otro al fascismo de los que quieren achacar la masacre de los territorios palestinos a “los judíos”; para desmentir que Israel representa a todos los judíos del mundo, recomiendo ir a éste enlace. Israel representa los intereses de su burguesía y a los sectores reaccionarios del Imperio, a los cuales sirve diligentemente como gendarme de Medio Oriente. Como dice Adorno en en su Dialéctica Negativa, la trampa identitaria es la forma de pensamiento que diluye totalmente la particularidad en la generalidad, lo concreto en lo abstracto. Para hacerlo un poco mas entendible: Las burguesías, para arrastrar a las clases dominadas en la defensa de sus intereses, reemplazan lo particular (los intereses de clase) por lo general (“todos somos el campo”, por ejemplo) y lo concreto (la lucha de clases) por lo abstracto (la supuesta defensa de la patria judía en el caso israelí); es la racionalidad instrumental que corresponde a la lógica y a la praxis del funcionamiento y reproducción de la modernidad tecnocrática, cuyo paradigma es el capitalismo.

Si queres ayudar de alguna manera a estos pibes, poder ir aquí y firmar la carta dirigida al Ministerio de Defensa de Israel; para conocer mas acerca de los Shministim, hacer clic en este enlace.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

top